Los mejores apoyos y soportes para correr

Ya sea que corras en montaña, en camino pavimentado o caminadora, correr es una actividad de alto impacto que puede pasarle factura a tus articulaciones.

Según investigaciones, entre el 35% y el 45% de los corredores sufrirán una lesión cada año, pero hay formas de mitigar el riesgo. Protegerse de lesiones como "rodilla de corredor", desgarros musculares y esguince de tobillo debe ser un factor importante en el plan de entrenamiento de cualquier corredor. Además de una buena rutina de estiramiento y calentamiento, el uso de un soporte ortopédico de compresión de calidad médica puede darle a tu cuerpo la circulación y el apoyo oxigenante para evitar torceduras, tirones y desgarros comunes.